Entrenamiento Qi Gong

EL ENTRENAMIENTO DEL QI  GONG:

 

 CUERPO  –   MENTE  –   RESPIRACION

 

Para practicar Qi Gong se deben tener en cuenta tres aspectos fundamentales

Las posturas corporales ; la atención ; y la respiración.

 

 REGULACION  DEL  CUERPO

 Regular el cuerpo significa mantener el cuerpo en la postura correcta mientras se hacen los ejercicios. La postura correcta ayuda a relajar el cuerpo, alinear las articulaciones y los canales energéticos, y trae un estado de serenidad mental.

Si el cuerpo está en una postura incorrecta, la circulación de Qi se ve obstruída.

En todas las posturas de pie, el peso se libra claramente hacia el suelo a través de los pies. Afirmándose éstos como si fueran raíces de un árbol, que se plantan al suelo. El cuerpo debe mantenerse estable como una planta viva. Debe estar suspendido, desde la coronilla, la columna vertebral como si estuviera colgada, con peso en su finalización, ( hueso sacrocoxcígeo )

Los huesos de la cadera deben ubicarse , de tal forma, que permita que los músculos de la pelvis y la zona lumbar se estiren y relajen.

En todas las posturas , el alumno debe mantener una relación estable con la gravedad durante el ejercicio, y todo el cuerpo debe hallarse natural, confortable y relajado.

En general los requisitos son

Mente en calma.

Espalda derecha.

Hombros y codos armados, pero relajados.

Cintura y abdomen relajados.

Axilas sueltas.

Cabeza erguida.

Mentón ligeramente inclinado al pecho.

El factor esencial es la relajación.

La vida en sociedad trae diversas tensiones que afectan a músculos, nervios , vasos sanguíneos, y vísceras, lo que da como resultado condiciones corporales anormales.

La relajación ayuda a la circulación de Qi y sangre, y mejora la coordinación de la actividad del cerebro con todas las vísceras. También es beneficiosa para el metabolismo y sistema inmune.

Sólo cuando llega la relajación a todo el cuerpo puede el Qi fluir libremente a través de los meridianos del cuerpo y circular la sangre por los vasos sanguíneos ; y sólo  entonces pueden los nervios, músculos, vísceras y cerebro recuperarse de la tensión, aliviando y eliminando así las disfunciones del cuerpo y la mente.

Con la relajación  se tonifican los músculos y todos los tejidos del cuerpo, ya que permite más aporte de sangre a todas las células. 

Está confirmado por la medicina moderna que el 50 al 80 por ciento de todas las enfermedades del cuerpo se relacionan con el estrés, debido  a perturbaciones del sistema nervioso autónomo que surgen de diversos estímulos del entorno interno y externo del cuerpo.

Las teorías médicas modernas concernientes a la actividad superior de la corteza cerebral y del sistema nervioso sostienen que una estimulación intensa o dañina tiene una importante influencia en la fisiología y patología  del cuerpo, y puede causar enfermedades de los aparatos respiratorio, circulatorio, nervioso, digestivo y endócrino. Algunos factores emocionales, por ejemplo, tensión , tristeza, euforia, ira , y miedo , pueden dar como resultado desorden mental, hipertensión, disfunción gastrointestinal, úlcera péptica, palpitaciones, dolor torácico, incontinencia urinaria, etc.

Una persona que está deprimida y melancólica, tiene bajas sus defensas, su sistema inmunológico está deprimido, por lo que se encuentra susceptible a contraer enfermedades.

La medicina tradicional china identificó los factores emocionales ( gozo, ira, melancolía, actividad mental, tristeza, euforia y temor ) que se relacionan con la fisiología y patología del cuerpo. Estos factores emocionales son originalmente las reacciones normales a distintos estímulos del medio interno y externo. Pero cuando estos estímulos son constantes o excesivos, causan enfermedades, influenciando sobre todo al cerebro, y luego, a través de éste a las vísceras.

La ira excesiva daña al hígado ; el gozo excesivo daña al corazón;  la actividad mental en exceso al bazo ; la tristeza al pulmón ; sobresalto y temor al riñón.

 

La relajación del cuerpo puede reducir y eliminar o neutralizar los efectos dañinos del estímulo emocional excesivo y traer consigo una condición mental confortable.

La relajación del cuerpo puede combinarse con la regulación de la respiración y el desarrollo  de la quietud interior para aumentar los efectos positivos.

Primero se regula  la actividad cerebral ,  y a través del sistema nervioso autónomo se regulan todas las vísceras, cambiando así el estado del organismo.

En estudios clínicos se ha demostrado que cuando se trabaja con la inhalación en las prácticas respiratorias, puede aumentar la excitabilidad del sistema nervioso simpático, por lo que se eleva la  tensión sanguínea, se acelera el pulso cardíaco, y se reduce el peristaltismo intestinal, al tiempo que decrece relativamente la actividad del sistema nervioso parasimpático.

Trabajar la exhalación puede promover las reacciones del sistema nervioso parasimpático, entonces, disminuye la frecuencia cardíaca, se reduce la tensión arterial de la sangre , se acelera el peristaltismo gastrointestinal.

Por lo tanto, al principio de la práctica de Qigong, se aprenden diversos métodos de relajación, y se debe prestar mucha atención a la exhalación del aire , para poder regular satisfactoriamente el sistema nervioso autónomo.

 

REGULACION  DE  LA   RESPIRACION

 

La respiración es el fundamento de la actividad vital. Es uno de los aspectos centrales de la práctica de  QiGong .

La respiración puede ser definida como la función en virtud de la cual se absorbe o se incorpora la sustancia gaseosa, oxígeno,  para el sostenimiento de la vida y se elimina del interior la sustancia gaseosa nociva, dióxido de carbono.

En todo el proceso respiratorio, la verdadera respiración o respiración interna es la que tiene lugar en el interior de la célula, tanto en los animales y como en los vegetales. Pero antes es necesario estudiar la respiración pulmonar o externa, que se efectua en los pulmones. Incluye todos los mecanismos nerviosos y musculares necesarios para la entrada del aire exterior en los pulmones, los procesos de intercambio de gas en los alvéolos y la expulsión del aire viciado. La respiración externa habitual comprende dos fases : la inspiración y la espiración.

 

Breve noción fisiológica del aparato respiratorio en el ser humano :

El sistema respiratorio consta de distintas partes.

El aire se introduce por la NARIZ, el principal órgano de absorción de Qi.

El paso del aire está estrechamente vigilado; los cornetes de la nariz están tapizados de una infinidad de receptores nerviosos ultrasensibles, que pueden captar todas las variaciones cualitativas del aire.

La nariz acondiciona el aire, limpia las partículas de polvo, calienta , humedece, y mide las cualidades sutiles de éste. En general la sensibilidad de los receptores nerviosos del olfato es muy alta . Nuestro órgano olfativo reacciona inmediatamente, y de modo perceptible a nuestra conciencia. Se estimula nuestro “cerebro visceral”. El olfato abre una puerta hacia las capas psíquicas más profundas.

Una vez el aire abandona la cavidad nasal entra en la FARINGE  o garganta, conducto que discurre por delante de la columna vertebral  y une  la zona nasal y la cavidad bucal con la laringe y el esófago.

La LARINGE es un canal situado en la parte media del cuello, debajo de la lengua y a continuación de la faringe. A través de esta vía pasan tanto el aire como el alimento, por lo cual , tiene un mecanismo que impide que el bolo alimenticio se dirija a la tráquea , lo que causaría asfixia. Este mecanismo que permite la entrada del aire y prohíbe el paso de los alimentos es la EPIGLOTIS.

En la zona central de la laringe o glotis , se hallan las cuerdas vocales. El armazón de la laringe está formado por cartílagos unidos por articulaciones, movidos por músculos , y revestidos de una capa mucosa.

Diversos músculos controlan la tensión de las cuerdas vocales, que son láminas fibrosas, estrechando e incluso cerrando el agujero. Todo el aire que respiramos pasa entre ellas.

El siguiente paso del aire es por la TRAQUEA, que se continúa de la laringe,  finaliza en el tórax. Está compuesta por una serie de anillos cartilaginosos unidos entre sí, y su constitución la podríamos definir entre fuerte y flexible, de modo que puede permanecer abierta cuando la cabeza se mueve y el cuello realiza todo tipo de movimientos giratorios.

El recorrido de la tráquea va unido a la pared anterior del esófago, por el cual pasa el alimento al estómago.

Cuando la tráquea llega al tórax se bifurca en dos bronquios, el izquierdo y el derecho. La tráquea está recubierta de cilias (pelitos ondulantes) y glándulas mucosas, que mantienen húmeda la superficie y limpio el aparato respiratorio.

Los BRONQUIOS tienen paredes semejantes a la de la tráquea. Estos bronquios principales se introducen en los pulmones, y se ramifican dentro de éste, uno por cada lóbulo pulmonar. Los bronquios lobulares se dividen en segmentarios y posteriormente éstos se dividen de nuevo en los bronquiólos que terminan en un saco irregular ,formando bolsas de aire o alveólos.

Los PULMONES , son dos grandes órganos esponjosos localizados en la cavidad torácica, envueltos por una membrana doble denominada PLEURA.   Está  tiene dos hojas : una visceral, en contacto con el pulmón , y otra parietal, en contacto con la pared del tórax, entre ambas está la cavidad pleural . Estas dos hojas de la pleura están en contacto entre sí ofreciendo una superficie de deslizamiento.

Los pulmones descansan sobre el DIAFRAGMA o tabique músculo-membranoso que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal.

 

Los ALVEOLOS están agrupados en racimos, los cuales de poder ser entrelazados darían una superficie de unos ochenta metros cuadrados,( el área de la piel no mide más de dos metros cuadrados )

Las paredes de estos alveólos son muy finas, sobre estas paredes se extiende una red de finos capilares que transportan la sangre. La sangre absorbe el oxígeno que ha llegado con el aire,( y el Qi ), y desprende el dióxido de carbono. El oxígeno viaja dentro del glóbulo rojo, combinado con una proteína llamada hemoglobina, dando lugar a la oxihemoglobina.

 

 

MOVIMIENTO  RESPIRATORIO

 Los pulmones, órganos básicos de la respiración, necesitan moverse para poder efectuar su misión de captación y expulsión. Al ser dos órganos esponjosos pasivos necesitan ayuda para el movimiento de la respiración, y esa ayuda está dada por el movimiento de la caja torácica, accionada por los músculos intercostales , y el diafragma , los cuales son los auténticos elementos activos de la respiración.

La  CAVIDAD  TORACICA  es el espacio limitado por las paredes del tórax , que están formadas por las costillas y los músculos. La estructura de esta caja es fuerte, pero a la vez es movible y ello es posible gracias a la constitución flexible y elástica de la costilla.

Debajo de la cavidad torácica , se encuentra el  DIAFRAGMA  , un músculo compuesto de diversas capas entrecruzadas. Tiene forma de cúpula, y está en contacto con la columna vertebral, y  las costillas. Posee conductos por donde pasan importantes estructuras como la arteria aorta y la vena cava inferior.

Su función es la más importante , ya que gracias a su movimiento, se realiza la respiración normal. Y como veremos más adelante, interviene en el desarrollo de la respiración Taoísta.

La respiración es un acto rítmico. Se compone de dos fases : INSPIRACION y  ESPIRACION.

La sincronización de ambos aspectos se obtiene con la modificación del tamaño da la cavidad torácica al aumentar o disminuir el espacio pleural mediante los músculos respiratorios.

La inspiración se basa en un movimiento del diafragma, en el que dicho músculo se contrae, se aplana y desciende, incrementándose el volumen de la cavidad torácica, por lo que el aire entra a los pulmones.

Se trata basicamente de que con la contracción del diafragma aumenta la presión negativa ya existente,  y el aire exterior ( que tiene una presión superior ) entra rápidamente .

La espiración se basa en la relajación del diafragma, en su vuelta a la  posición natural y en forma de cúpula, con lo que  se obtiene  una disminución del tamaño de la cavidad pleural, y las costillas,  el esternón y el diafragma comprimen los pulmones elevando la presión intrapulmonar, lo que  impulsa  al aire utilizado ( dióxido de carbono ) fuera de los pulmones.

A esta respiración se  la denomina respiración diafragmática.

Cuando se realiza una tarea física  más fuerte , o un ejercicio más duro, entonces los tejidos necesitan mayor cantidad de oxígeno en la sangre, por lo  que entrarán en acción las costillas, movidas por los músculos intercostales que producen mayor contracción y expansión  del pecho, y por lo tanto de los pulmones, los cuales adquirirán mayor cantidad de aire.

El diafragma es el músculo más poderoso del cuerpo,  que ejerce una acción importante en la respiración taoísta, ascendiendo en la inspiración, o por lo menos resistiendo a su descenso, además todo el bajo abdomen al contraerse en la inspiración , actúan como una bomba, comprimiendo el hígado, el  bazo, el intestino, reanimando toda la circulación portal y abdominal. Al comprimir todos los vasos sanguíneos y linfáticos del abdomen, el diafragma impulsa la circulación venosa del abdomen hacia el toráx ; es el segundo corazón venoso.

Como la cintura abdominal resiste elásticamente se produce un intenso masaje y tonificación de las vísceras. Las funciones abdominales se estimulan. La presión ejercida sobre las vísceras abdominales, impulsa la sangre  venosa  de la región subdiafragmática hacia la región torácica, a través de la vena cava inferior. Se descongestionan las órganos, la sangre llega al corazón , luego a los pulmones, donde se libera del exceso de dióxido de carbono y se carga de oxígeno. Es como si el toráx aspirara la sangre de la región inferior, y así se activa toda la circulación, y se revitaliza el organismo.

Además , con el movimiento correcto, y nuestra atención enfocada en esa zona infraumbilical, comenzamos a desarrollar el DANTIEN,  centro energético crucial en la práctica de Qi Gong. Se comienza a despertar el Qi.  Se promueve su producción y almacenamiento.

 

EL  CONTROL  DE  LA  RESPIRACION

 Los efectos del control de la respiración se producen principalmente en el sistema nervioso vegetativo, y especialmente a nivel del centro respiratorio situado a nivel de la protuberancia, en la base del cerebro, lugar llamado “bulbo céfalo-raquídeo” .

La misión del centro respiratorio es la de adaptar  la respiración a las circunstancias tanto externas como internas. Centraliza una multitud de informaciones proveniente de todo el cuerpo : reacciona a las menores variaciones del PH sanguíneo, del nivel de dióxido de carbono y de oxígeno, así como de la presión de la sangre de los conductos que lo rodean.

 

El centro respiratorio está ubicado en  una zona ( médula alargada) donde se relaciona directamente con el conjunto del sistema nervioso : relación inmediata con todos los centros de la médula espinal que regula los mecanismos respiratorios , también con el nervio vago o neumogástrico, y con todos los niveles cerebrales superiores.

De este modo cualquier modificación  del mundo exterior captada por los sentidos, cualquier cambio en el comportamiento psicológico ( actividad cortical conciente, trabajo intelectual, emociones ), encuentran  su eco instantáneo en el centro respiratorio, a fin de adaptar  el comportamiento respiratorio a la situación producida. Cada emoción , principalmente, modifica nuestro ritmo respiratorio, y entraña variaciones en la tasa de dióxido de carbono. Emociones dañinas, como la cólera alteran todo el sistema respiratorio, la frecuencia respiratoria, la profundidad de la respiración , etc., lo que da lugar, como consecuencia, una respiración rápida, entrecortada y poco profunda. También las personas  muy nerviosas o con problemas mentales  respiran agitadamente y rapidámente. Todo esto trae como consecuencia, falta de oxígeno suficiente , poca limpieza pulmonar, mínima adquisición de Qi,  todo lleva a una disminución de las defensas y a la enfermedad.

El centro respiratorio actúa también sobre la circulación sanguínea, y viceversa. El movimiento muscular más infimo altera la composición de la sangre y repercute en el centro respiratorio.

La particularidad del centro respiratorio es la de funcionar habitualmente en forma autónoma, al igual que los demás centros vegetativos, pero goza del privilegio único de poder recibir órdenes del yo conciente y de poder colaborar con él.

No podemos darles órdenes directas al hígado, al bazo, al estómago, pero sí , en cambio podemos regular  la respiración . Desde el punto de vista fisiológico, sobre la respiración , actúa la actividad orgánica inconciente y refleja y por otra parte la actividad voluntaria.

Recordemos que el sistema nervioso de la vida vegetativa se compone por una parte, del sistema simpático que corre a lo largo de la columna vertebral, rodeada de ganglios al costado de las vertebras. Es el sistema de la acción, sus actividades apuntan a movilizar y utilizar las reservas del organismo según la acción del mundo exterior. Por otra parte está el nervio vago , o neumogástrico, que parte del bulbo, cerca del centro respiratorio ; inerva la faringe, la laringe, la tráquea , los pulmones, la aorta, el corazón, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el páncreas, el hígado, el bazo, los riñones, el colon, y los vasos sanguíneos de las vísceras; en resumen,  todos los órganos, al igual que su antagonista, el simpático. Estos dos sistemas son antagónicos ( los opuestos complementarios “yin/yang”)  : uno desempeña el papel de acelerador, el otro de freno, aunque en algunos casos los papeles se invierten.

La sobreexcitación del simpático frena los movimientos peristálticos del tubo digestivo, reduce la secreción de las glándulas digestivas, provoca a menudo un estreñimiento espasmódico, una digestión lenta y díficil. Además una sobreproducción de adrenalina hace que se esté siempre sobreexcitado. Es el caso típico de la persona agobiada por ocupaciones múltiples, demasiadas responsabilidades, preocupaciones. Se duerme mal, se tiene los nervios a flor de piel, se encuentra ansioso y agresivo.

 

Con la práctica de la respiración abdominal se va a estimular el nervio vago, o sea el sistema parasimpático, que calma el corazón, tranquiliza el pulso, desciende la presión arterial, amplifica los movimientos peristálticos del intestino, cura el estreñimiento y favorece las secreciones de las glándulas digestivas.

La práctica de la respiración taoísta implica el uso y control de ciertos músculos y  orificios naturales del cuerpo, que estimulan nervios, sangre, y el  sistema endócrino.

Esta respiración mantiene activas las secreciones glandulares, estas secreciones son para la Medicina China ,el Jing, la esencia . Por lo tanto se conserva más tiempo la juventud.

 

La  RESPIRACION  INTERNA O  CELULAR , la única verdadera respiración, puesto que constituye la finalidad real de la respiración externa, tiene lugar en cada célula. Toda célula en contacto con el oxígeno, lo absorbe ; por la oxidación de ciertos elementos celulares, se libera energía ( ATP ), con la producción de dióxido de carbono, expulsado por la célula. Los ejercicios de respiración abdominal estimulan la respiración celular, con producción de calor interno, por  la activación de las combustiones celulares.

La energía desprendida, queda disponible para otros fines psicofisiológicos.

La respiración celular estimula procesos normales y vitales en todo el organismo. Se modifica el metabolismo ; hay descomposición de los azúcares, para obtener oxígeno, y aumenta el dióxido de carbono en la sangre, la temperatura sube , y se elimina calor por la piel. Todo esto explica por qué, por ejemplo, no se siente frío, cuando la temperatura es muy baja  ( se fabrica el propio calor, cuando se necesita ).

 

REGULAR  LA  MENTE

 

Los ejercicios de  QiGong  tienen que ver  principalmente  con la atención.  Los ejercicios  desarrollan la capacidad para controlar nuestra atención. Por atención se entiende, a la capacidad cerebral de focalizarse en algo.

Para que la práctica del Qi Gong  de sus resultados se necesita  tomar conciencia de nuestros músculos, tendones, huesos, articulaciones, etc. Tener conciencia de nuestra postura corporal y a través de ella , de nuestra postura mental. Debemos reconocer  las diferentes partes de nuestro cuerpo , las tensiones existentes, las rigideces.

Es necesario librarse de la perturbación de los pensamientos, para inducir un estado de calma mental, por medio del control de la atención. Por ello se debe poner atención sólo en lo que el ejercicio requiere, dependiendo de qué tipo de Qi Gong se esté practicando. Sin la atención correcta en el lugar indicado, no se logra la práctica interna.

Es imposible , viviendo en sociedad,  que nos libremos de las distracciones. Tampoco podemos liberarnos de las preocupaciones y de la actividad del pensamiento negativo. Con esta práctica , intentamos encontrar la forma de tratar y controlar estas distracciones, de modo que nos libremos de su cualidad perturbadora.

El pensamiento y la emoción sin su justo equilibrio, pueden perturbar las funciones de la corteza cerebral, lo que da una disfunción de los órganos, y a la larga una enfermedad orgánica.

Debemos reconocer la agitación de nuestra mente, en primer lugar, para después  aquietarla  poco a poco.

Hay muchos métodos para inducir la calma interior.

En muchos de los ejercicios de Qi Gong, se mantiene la atención en el DANTIEN  ABDOMINAL . Debemos tener un solo pensamiento, debemos enfocar la mente en un lugar preciso. De esta forma, llevamos al cerebro a un estado de quietud interior.

El DANTIEN es un término usado en medicina china y en Qi Gong , que se refiere a un área específica del cuerpo, donde se despierta , desarrolla, regula y se acumula el Qi.

Se describen tres Dantien , el inferior o DANTIEN  ABDOMINAL , que se encuentra en el área debajo del ombligo, entre la pared abdominal anterior y la espalda . También se describen : el Dantien medio , y el Dantien superior , situado en la coronilla ,  ( importante, éste para desarrollar la sensación de suspensión desde la cabeza )

Es necesario concentrar nuestra atención en este centro, durante la respiración abdominal , esto ayuda a desarrollar la respiración , a producir el silencio mental,  a fortalecer el cuerpo, ayuda a despejar la mitad superior del cuerpo, y  “llenar” la mitad inferior, lo cuál es crucial para el enraizamiento.

 

En algunos ejercicios de Qi Gong , se enfoca la atención ,  en los meridianos, canales energéticos por donde circula el Qi . Este entrenamiento hace que se despierte la conciencia de estos canales  , en primer término, luego con la continuidad de la práctica, se van “limpiando”, se desbloquean, y el Qi puede fluir libremente.

En prácticas más avanzadas, como la respiración condensada, por ejemplo, tratamos de concentrar Qi en los huesos.

Y algunos pocos practicantes, después de  mucho entrenamiento podrán dirigir el Qi con su mente, a dónde lo necesiten.

De todas maneras, cualquier alumno, podrá beneficiarse con estos ejercicios, ya sea para tratar alguna enfermedad en particular ; para fortalecer su sistema inmunológico ; para serenar la mente, y así aumentar sus capacidades intelectuales ; para lograr  conocerse a sí  mismo, y relacionarse mejor con el mundo que nos rodea.

 

Algunos de los efectos que se han comprobado en experimentos clínicos , con la práctica  contínua  de  Qi Gong son :

La adrenalina disminuye hasta el 60 % de lo normal , la secreción de otras hormonas, como el cortisol también disminuye. Sabemos que éstas hormonas,

en niveles altos constantes, producen un estado de sobrexcitación que daña al organismo física y psiquicamente.

La frecuencia de la actividad de las ondas cerebrales disminuye en toda la región de la corteza cerebral, mientras que la amplitud de las ondas alfa obviamente se incrementa y tiende a la sincronización.

El consumo de oxígeno es un 16 % menor que en el estado despierto, y un 6 % menor que en el sueño profundo. El metabolismo se lentifica , las células y los tejidos  disminuyen su consumo , pero aumentan su almacenamiento de energía.

Se promueve el peristaltismo abdominal y la actividad de todos los órganos . Mejora la digestión y absorción del alimento.

Se reduce la tensión arterial. Y disminuye la frecuencia cardíaca.

Se fortalece el sistema inmunológico.

 

Cómo casi todas las enfermedades están relacionadas con el estrés  , esto implica trastornos en el sistema nervioso autónomo. Los órganos internos, como ya se mencionó, son controlados de forma coordinada por los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. La exhalación durante la práctica Qi Gong puede promover el trabajo del sistema nervioso parasimpático, mientras que la inhalación puede promover el trabajo del simpático. Es así como la práctica de la respiración abdominal lenta, fluída, profunda y larga, puede ayudar a llevar al sistema nervioso autónomo a un estado de equilibrio dinámico y de salud.

También es conocido , que la emoción tiene su efecto sobre la respiración , así la respiración puede ser usada para regular la emoción.

 

Dra. Marcela Alejandra Lorenzini

 

Bibliografía :

 

-Catherine Despeux ,” Taiji Quan, Arte Marcial Arte de Larga Vida”.

-Lily Siou, “Chi Kung, The Arto f Mastering the Uncen Life Force”

-Jou, Tsung Hwa , “The Tao of Tai Chi Chuan, Way to Rejuvenation”.

-Tzu Kuo Shih , “La Terapia Qi Gong.”

-André Van Lysebeth , “Pranayama”

Comments are closed.